Destinos Cercanos de Iruya, Salta 
 TURISMO EN LA LOCALIDAD DE IRUYA, SALTA
Destinos Cercanos de Iruya, Salta, Argentina 
 San Isidro de Iruya, Salta
Capaz de asombrar las miradas con su colorido paisaje, el pueblo de San Isidro aparece como uno de los principales atractivos de la cartelera turística de Iruya.
Aún más apartado del mundo que la cabecera departamental, constituye todo un desafío alcanzarlo, cosa que puede hacerse a pie o en vehículos 4x4, bajo la siempre presente recomendación de no prescindir de guía en esta travesía que ya ha extraviado a numerosos turistas.
De Iruya a San Isidro, en camioneta, se llega en una media hora, atravesando un camino cuyas rocas suelen ser tan grandes que imposibilitan el paso de los enérgicos todo terreno, debiendo ser corridas para poder continuar la marcha.

San Isidro de Iruya
Secretaría de Turismo de Jujuy

 Finca el Potrero, Salta
Su propuesta turística ofrece la oportunidad de experimentar un encuentro cultural, compartiendo con los habitantes de la comunidad indígena del Pueblo Kolla sus costumbres, comidas, historias, preocupaciones y sueños.
Lo que puede disfrutarse aquí son actividades de Ecoturismo Cultural orientadas a rescatar las tradiciones y mantenerlas. Esto es parte de un proyecto regional realizado a partir de la iniciativa de las propias comunidades, financiado por un crédito del Banco Mundial (Proyecto DCI, Desarrollo en Comunidades Indígenas), y administrado por el INAI (Instituto Nacional de Asuntos Indígenas), dependiente del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación.

Finca el Potrero
Argentinaturismo.com.ar

 Ruinas de Titiconte, Salta
Muy importantes desde el punto de vista arqueológico, las Ruinas Indígenas de Titiconte no son sino magníficas construcciones semisubterráneas influenciadas por las inclemencias climáticas. Constituyen uno de los atractivos más significantes de la zona de Iruya, tentando a su descubrimiento a numerosos turistas. Se accede a ellas a través de una senda de difícil acceso, extendida a lo largo de unos 7Kms.

Ruinas de Titiconte
Argentinaturismo.com.ar

 Parque Nacional Baritú, Salta
Espesamente trazado por verdes, con algunos detalles en marrón, el Parque Nacional Baritú, extiende sus más de 72 mil hectáreas hacia el norte de la provincia de Salta, en el límite de la frontera con Bolivia. Creado en 1974 con el objeto de preservar un sector de nuboselvas prácticamente virgen debido a su inaccesibilidad y relieve abrupto, obtiene del Trópico de Capricornio el privilegio de ser el único parque tropical de Argentina.

El Cerro de Las Pavas y el Cerro Negro enmarcan con su imponente altura el territorio del Parque Nacional Baritú; mientras numerosos cursos de agua lo atraviesan y componen. Entre estos se hallan los ríos Porongal y Pescado, que desaguan en el río Bermejo, y el río Lipeo situado al norte. Denso, difícilmente penetrable, y casi inesperado en territorio salteño, este parque constituye el reservorio de selva de montaña más septentrional del país.

Debido a sus particularidades climáticas, Baritú ostenta el desarrollo de una serie de disímiles franjas de vegetación, compuesta básicamente por Selva de Transición, Selva Montana, Bosque Montano, Prado Montano. Se destaca en el área la existencia de un helecho arborescente, así como la presencia de la maroma, una especie que puede germinar sobre otro árbol, y de los cedros salteños que alcanzan tamaños soberbios.
En los espacios más húmedos aparecen bosquecillos de mirtáceas con horco molle, mato, güili, y otras; mientras que la selva basal se encuentra representada por bosques de tipas, pacaráes, cebiles, tarcos y cochuchos; y en las costas de ríos y arroyos, crecen árboles de pequeña estructura como la tusca y el pájaro bobo, y arbustos como la trementina.
Se diferencian al interior del parque tres tipos de bosques: los de Pino del Cerro –única conífera del noroeste argentino-, los de Aliso y los de Queñoa, que si bien pueden estar entremezclados, con frecuencia conforman comunidades puras.

El Parque Nacional Baritú resguarda varias especies en peligro de extinción como lo son el yaguareté, que ha encontrado en este territorio uno de sus hábitat de subsistencia; el águila poma, un enorme rapaz que lucha por su supervivencia; y el huemul del norte, puesto en riesgo por su calificación como preciado trofeo de caza.
El gato onza u ocelote es otro de los felinos que residen en el área. Tapir, pecarí del collar, zorro del monte, coatí, agutí y mono cai, constituyen una parte significante de la población mamífera del lugar. En tanto que, en los pozones de agua transparente que se forman en cercanía a los ríos, habitan bogas y sábalos, y también carnívoros acuáticos como el lobito de río y el mayuato u osito lavador. En estos ambientes se encuentran también el mirlo de agua, que reside en las rocas, y el yapú, que construye nidos colgantes.
Integran también la fauna de Baritú, murciélagos, ranas marsupiales, y más de 200 especies de aves.

Cómo llegar
De difícil acceso, el Parque Nacional Baritú prácticamente no posee vías de conexión con el resto de Argentina. Una opción consiste en partir desde la ciudad de San Ramón de la Nueva Orán y transitar por Ruta Nacional Nº 50 hasta dar con la localidad de Aguas Blancas. Desde allí, recorrer 100 Kilómetros por un encantador camino de cornisa totalmente pavimentado, perteneciente al territorio boliviano. Luego de cruzar el puente internacional “El Condado-La Mamora”, continuar otros 17 Kilómetros, esta vez por Ruta Provincial Nº 19, de tierra, llegando a Los Toldos. Finalmente, tras 26 Kilómetros, se alcanzará el sector noroeste del parque.

Parque Nacional Baritu
Secretaría de Turismo de la Nación

 Quebrada de Humahuaca, Jujuy
La Quebrada de Humahuaca comprende unos 170 kilómetros de valles y montañas, trazados de sur a norte, iniciando a 39Kms de San Salvador de Jujuy, por Ruta Nacional Nº 9. Paisaje pleno de cultura, conserva entre sus muros el legado de diversas etnias que lo habitaron, y cuyas creencias, ritos y costumbres aún resuenan como un eco constante.
Situada entre los 2 mil y los 4 mil metros de altura sobre el nivel del mar, atravesada por el Río Grande, coloreada en amplia gama por los minerales que conforman sus sierras, y declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, esta quebrada de indescriptible belleza e inagotable fuerza cultural, constituye el punto de partida de un recorrido siempre atractivo y variable.
Al paso por el Circuito de la Quebrada se encuentran el pueblito Volcán; la antigua capilla de Tumbaya; Purmamarca y su atractiva feria artesanal; Posta de Hornillos y su museo del siglo XVIII; Maimará que resplandece con sus carnavales; la tradicional Tilcara y su aborigen Pucará; Huacalera y su materialización del cruce del Trópico de Capricornio; y la colonial Humahuaca.

Quebrada de Humahuaca
Argentinaturismo.com.ar

 Cerro de los Siete Colores, Jujuy
Originado alrededor de setenta y cinco millones de años atrás, y conformado por sedimentos marinos, lacustres y fluviales que fueran depositándose en la zona durante siglos, el Cerro de los Siete Colores aparece en Purmamarca como un maravilloso telón de fondo.
Sus capas sedimentarias de diferentes tonalidades irradian una magnífica policromía constituyendo una de las mayores atracciones naturales del noroeste argentino.
Es único en la región y en el resto del país. La combinación de colores son los que marcan la diferenciación y deleite para los ojos de quien lo observa.
En sus inmediaciones pueden realizarse apasionantes safaris fotográficos, caminatas, cabalgatas y hasta recorridos en bicicleta.
Se puede acceder a él en vehículo o en excursiones exigentes del propio esfuerzo físico. El cerro se alza a espaldas de la ciudad de Purmamarca.

Cerro de los Siete Colores
Argentinaturismo.com.ar

 Tilcara, Jujuy
Envuelta en un perceptible manto primitivo se alza Tilcara a la vera del Río Grande, bajo el centro del zapato con tacón que dibuja el mapa de Jujuy. Su paisaje quebradeño, obra de un clima seco y una consecuentemente escasa vegetación, es uno de los más elegidos como destino turístico por quienes se lanzan a conocer el noroeste argentino.
En Tilcara las calles son empinadas, y en sus orillas sobreviven menudas casas de adobe que, en conjunto, conforman un cuadro pueblerino acorde al panorama que lo abraza. Vicuñas, guanacos, hurones, cóndores habitan sus campos, compartiendo territorio con lugareños respetuosos de la historia que los antecede. Colores opacos completan esta rústica maqueta, obra de la naturaleza y el hombre.

La ciudad de Tilcara es considerada Capital Arqueológica de Jujuy debido a la cantidad de materiales que han sido desenterrados y a tantos otros objetos que aún permanecen bajo sus tierras. Lo más destacable en este sentido es el descubrimiento del  Pucará, sitio dónde es posible revivir a cada instante la época de los antepasados norteños. Gran cantidad de museos se incorporan a este circuito cultural, valiendo cada uno el tiempo invertido en su reconocimiento.

Pero no todo es seriedad en Tilcara que, más bien, es conocido como pueblo festivo. La Fiesta de la Chicha, la celebración de la Pachamama, y el famoso Carnaval, son algunos ejemplos que los visitante pueden disfrutar durante el verano.

Dueña de una infraestructura de servicios capaz de permitir una cómoda estadía, la ciudad de Tilcara presenta además una extensa cartelera de actividades turísticas que pueden realizarse al aire libre y disfrutando del paisaje circundante: excursiones al Cerro Morado y al Pucará de Tilcara, cabalgatas, trekking, mountain bike, e interesantes paseos con llamas por distintos senderos de la región.

Tilcara se ha convertido con el tiempo en el principal centro turístico del noroeste argentino. Con una gran capacidad hotelera e itinerarios precisos, este poblado jujeño lo llevará a vivir los más fuertes choques con la cultura regional.

Tilcara
Argentinaturismo.com.ar

 Pucara de Tilcara, Jujuy
Sitio mágico conformado por ruinas, parcialmente reconstruidas, de un antiguo pueblo originario, el Pucará se encuentra emplazado a tan sólo un kilómetro de la ciudad de Tilcara, sobre una colina emergente a unos 70 metros del cauce del Río Grande, posicionándose entre los más atrayentes espacios jujeños.
Se trata de uno de los cuatro pueblos fortificados que los habitantes primitivos de la Quebrada de Humahuaca edificaran sobre sendos morros en el lecho del río. Lugar ideal para la defensa del territorio en su época, el Pucará es actualmente un destacable espacio de admiración de las bellezas misteriosas de su predio, así como de la inimaginable vista panorámica de los alrededores.
A sus pies se despliega un agradable Jardín Botánico en el cual pueden descubrirse especies autóctonas de la Quebrada y de la Puna.

Tilcara
Argentinaturismo.com.ar

 Garganta del Diablo, Jujuy
A siete kilómetros de Tilcara, la naturaleza permitió que el agua incidiera profundamente sobre las rocas vivas creando un paisaje encantador. Así y allí nace la Garganta del Diablo, en el cauce superior del Río Huasamayo.
Desde su encantador posicionamiento se obtiene una espléndida vista de la Quebrada de Humahuaca y del Nevado del Chañi.
Puede accederse al singular atractivo en vehículo o caminando, disfrutando de la belleza del lugar y realizando actividades recreativas al aire libre como apasionantes cabalgatas.
Es recomendable contar con la compañía de un guía del lugar.

Garganta del Diablo
Secretaría de Turismo de Jujuy

 Susques, Jujuy
Destacado como uno de los pueblos más antiguos de la Puna, Susques es el imperdible del circuito. Con unas pocas cuadras, demasiada serenidad y una antiquísima iglesia realizada íntegramente en piedra, barro y adobe, y ambientada con pinturas cuzqueñas, este poblado se ha instituido casi como un monumento de la región.
Se encuentra en una vasta hoyada, a 3700msnm, en la confluencia de los ríos Pastos Chicos y Susques al formar el río de las Burras, en el extremo norte de la Sierra de los Cobres.
Quienes lleguen hasta aquí encontrarán hospedaje y comedor dispuestos para la estadía tranquila y confortable del visitante.
Susques es, además, paso obligado en el viaje a Chile por el Paso Internacional de Jama. Se ubica en el taco del zapato dibujado por el territorio provincial, en el cruce de Ruta Nacional Nº 52 y Ruta Provincial Nº 74.

Susques
Secretaría de Turismo de Jujuy

 Casabindo, Jujuy
Tradicional y antiquísimo pueblito situado a 3500 msnm en el oeste de la provincia de Jujuy. Casabindo agrupa un puñado de construcciones de adobe, entre las que sobresale una iglesia montada en 1772 con piedra canteada y acreedora del posicionamiento como Catedral de la Puna. Es en este templo, en su patio rodeado por un muro, donde se realiza cada 15 de agosto el Toreo de la Vincha, una corrida de toros que viste de fiesta al poblado en conmemoración de la Asunción de la Santísima Virgen María, Patrona del lugar. En la ocasión, el animal no es sacrificado, sino que la hazaña consiste en quitarle una vincha con monedas de plata.
Se ubica 55Kms. al sur de Abra Pampa.

Casabindo
Secretaría de Turismo de Jujuy

 Abra Pampa, Jujuy
Leyendas, magia y misterio dominan la agreste geografía de Abra Pampa, categorizada como la “Siberia Argentina”.
Punto de partida hacia las más interesantes excursiones por la región, y de encantadora apariencia, esta localidad jujeña se arroga la calificación como Capital de la Puna, y se asegura una gran afluencia.
Es interesante observar en este lugar el mercado-feria con el típico colorido del altiplano, así como pueden visitarse establecimientos donde se domestican llamas y se las cría a los efectos de la comercialización de su lana.
Al noroeste de su territorio se aprecia el Cerro Totay, de 4.366 msnm.
Abra Pampa se ubica sobre la RN 9, entre La Quiaca y las Salinas Grandes.

Abra Pampa
Secretaría de Turismo de Jujuy

 Santa Catalina, Jujuy
Cobre de Virtudes y Tradiciones, Santa Catalina transfiere la atención del paisaje recio y silencioso, al particular encanto de su antigua iglesia, la cual guarda el arte de la imaginería colonial.
Tradicional pueblo minero, de costumbres sencillas y gran cordialidad, en el territorio de Santa Catalina puede admirarse la colección del Museo Regional Epifanio Saravia, si es de reconocimiento cultural que se trata; y puede contemplarse el Río Catalina, si la pasión por la naturaleza es lo que impulsa la visita.
Con una ubicación casi lindante con Bolivia, constituye el Punto Extremo Norte de Argentina, y posee una destacable particularidad: el día 21 de junio, la luz solar dura más que en cualquier otro punto del territorio continental (10 horas 45 minutos), y el 21 de diciembre es el más breve en iluminación solar (13 horas 25 minutos).
Se alza al noroeste de La Quiaca, por Ruta Provincial Nº 76.

Santa Catalina
Secretaría de Turismo de Jujuy

 La Quiaca, Jujuy
Al límite con Bolivia se alza La Quiaca, vestida con colores vivos, y habitada por coyas, etnia heredera de los habitantes originarios del noroeste. Esta localidad del norte de Jujuy, preparada con todos los servicios necesarios para la comodidad del visitante, ha obtenido la categorización como principal centro urbano de la región, y recibe durante todo el año la afluencia de turistas de las más diversas procedencias.
Sus tradicionales y atractivas fiestas en adoración a la Pachamama –madre tierra-, le han merecido el reconocimiento internacional, constituyendo la razón perfecta para dirigirse hacia el norte en una fecha precisa y alargar la estadía en indescriptibles recorridos. La Quiaca es guía también en actividades naturales como montañismo y otros deportes de riesgo, así como en apacibles avistajes de flora y fauna en la Laguna de los Pozuelos. Aire puro, paisajes rústicos pero capaces de cargar de energía a quienes se detienen a observarlos, tranquilidad y por sobre todo cultura, esta pequeña localidad norteña es una opción imperdible para el turista que se encuentra siempre en la búsqueda de algo diferente.

La Quiaca
Secretaría de Turismo de Jujuy

 Yavi, Jujuy
Verde mancha en la aridez de la Puna, Yavi conserva la particularidad de poseer pintorescas casitas de adobe, con techos de caña, barro y paja, pensados para soportar las heladas noches puneñas. La desolación de esta escena rústica se profundiza ante la escasa población que resiste en el pueblo. No obstante, su atractivo se alimenta de esto. Hacia el norte y hacia el sur del poblado, los yacimientos arqueológicos recuerdan el remoto pasado de esta tierra habitada desde hace más de dos mil años. En Yavi es interesante visitar la Capilla de San Francisco, la Casa del Marqués, la Laguna Colorada, Yavi Viejo y el Museo de Antigales.

Yavi
Secretaría de Turismo de Jujuy



 Paseos y Actividades
  Ciudad de Salta  Circuitos Turísticos
  Circuitos Turísticos  Villa San Lorenzo
  La Caldera  Vaqueros
 Destinos del Norte Argentino
  Cafayate   Cachi, Salta
  Iruya   Cabra Corral
  San Salvador de Jujuy   Purmamarca
  Tilcara   Humahuaca
  San Miguel de Tucuman   Tafí del Valle